Clausura SN gimnasio «rebelde»

Inspectores del Municipio de San Nicolás clausuraron un gimnasio que operaba de manera irregular, contraviniendo con ello, las disposiciones de la Secretaría Estatal de Salud que prohíbe la operación de establecimientos no esenciales, entre cuyos giros se encuentran los gimnasios.

El negocio Steel Fitness, de la Plaza Comercial San Francisco, ubicada en Diego Díaz de Berlanga # 200, cruz con la calle San Francisco, en la Colonia Balcones de Santo Domingo, fue visitado la tarde de este jueves por personal municipal, que constató la operación del establecimiento de manera normal.

Los inspectores de San Nicolás esperaron que dieran las 20:00 horas, cuando salió del lugar una veintena de personas, tanto empleados como clientes, para imponer los sellos de clausura al local.

los responsables del negocio se negaron a recibir copia del acta que se levantó en el sitio, en la que se invita a los propietarios del negocio a presentarse en las oficinas del Municipio para ejercer su derecho de audiencia y conocer las consecuencias de esta violación a los lineamientos de las autoridades sanitarias en la entidad.

La multa que deberán pagar por abrir este tipo de negocios durante la pandemia por el COVID-19, podría ascender hasta los 217 mil pesos.

TOMAOS EN CUENTA

Con la ampliación de horarios entre semana para diferentes giros comerciales con excepción a restaurantes, representantes del sector cuestionaron no ser tomados en cuenta al acordar decisiones que pueden afectar su estabilidad económica.

Con el paso de los meses y las respectivas restricciones que restringen su operatividad, estos establecimientos van de mal en peor, a lo cual el Presidente de la CANIRAC (Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados), Jorge Moeller Villar, señaló que, el que no cuenten con participación en las medidas tomadas por el Gobierno, los desampara en su capacidad de prosperar a largo plazo.

«Nosotros queremos trabajar y apoyar al gobierno, sabemos que esta difícil la situación, queremos apoyar y que se vacune Nuevo León en 6 meses apunta a ser una solución, pero si se siguen tomando decisiones sin involucrarnos esto va a ser un problema que vamos a estar viviendo los próximos cuatro años».

Desde el comienzo de la pandemia hasta la fecha, van más de 10 mil restaurantes que han quebrado de los 21 mil que hay en Nuevo León, según la INEGI. Asimismo, aproximadamente por cada restaurante, hay de 10 a 12 familias que viven de ello, y que con los 10 mil restaurantes cerrados hay 120 familias que no tienen ingresos, así lo mencionó el Presidente de CANIRAC.

*Con información: target=»_blank» rel=»noreferrer noopener»>ElPorvenir