Buscar
Close this search box.

Al señalar que desde 2015 a 2022 el Estado de México registró el mayor número de casos de madres adolescentes en el país, la legisladora Anais Miriam Burgos Hernández (Morena) aseveró que se deben redoblar esfuerzos en la prevención desde el Poder Legislativo, en el Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (GEPEA), así como a nivel micro local, desde los ámbitos de responsabilidad que se despliegan en los 125 ayuntamientos mexiquenses.

Al inaugurar el foro «Retos y desafíos en los derechos de las mexiquenses: Atención a la natalidad adolescente en la región de los volcanes», en el Instituto de Estudios Legislativos, la diputada Anais Burgos subrayó la necesidad de incentivar la salud sexual y reproductiva en el grupo de niñas, niños y adolescentes, porque es una tarea que exige de la colaboración de la familias, organizaciones sociales, medios de comunicación y en general una sociedad proactiva e informada.

Indicó que, en el caso de madres menores de 15 años, el encubrimiento familiar ante delitos de violación sexual, estupro y abuso sexual son recurrentes, aunque subrayó que es indispensable la colaboración de todo el sistema de salud de la entidad, así como de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, pues se requiere de una gran articulación para atender estos delitos y emprender acciones de prevención.

Ante funcionarias y vecinas de los municipios de la región de los volcanes, Luis Alfonso Guadarrama Rico, profesor de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), lamentó que en el Congreso local no se apruebe la interrupción legal del embarazo toda vez que la entidad es la segunda del país que registra el mayor número de casos de interrupciones legales en la Ciudad de México y enfatizó que no se ha presentado un solo caso de muerte por estos procedimientos y en 80 por ciento de estos procesos se han recurrido a medicamentos.

Añadió que el presupuesto público asignado a la prevención del embarazo es inercial, limitado, escaso o prácticamente nulo; además de que esquema de atención a la natalidad adolescente es reactivo y no proactivo; que la promoción de la salud sexual y reproductiva dirigida a la población adolescente y juvenil se realiza de manera desarticulada; y que hay una limitada atención a delitos sexuales cometidas contra niñas, niños y adolescentes.

Las reflexiones de Luis Alfonso Guadarrama, quien es líder del Cuerpo Académico “Sociotecnología, Gobierno y Comunicación”, registrado en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAEMéx, son parte del proyecto Libélula, en el cual, junto con su equipo de trabajo, desde 2019 estudia el fenómeno de la natalidad en adolescentes y en el que han trazado líneas de acción en materia de prevención y promoción de salud sexual y reproductiva.

Este documento, adelantó la legisladora Anais Burgos, será compartido con el diputado Maurilio Hernández González (Morena), coordinador parlamentario de Morena y vicepresidente de la Junta de Coordinación Política, así como con la gobernadora electa Delfina Gómez Álvarez, a fin de que en las dependencias gubernamentales estratégicas se tomen las decisiones correspondientes.